El peligro de viajar en #VTC, con alta siniestralidad y sin asegurar.

Alto índice de siniestralidad y sin asegurar correctamente.

Viajar en VTC ha pasado a convertirse de una modo cool, a algo con lo que poder ser cool por jugarse la vida y poder difundirlo en tus redes sociales buscando likes. Algo parecido a lo que el decía Alex Clavero el «FrancotiraROCK«, en una de sus intervenciones en el programa de radio El Pirata y su Banda, en la que se mofaba de su último chófer que según relata, apenas tenía 3 meses de carnet de conducir, y que fue todo el tiempo sonriendo por si después le daban una foto como en la montaña rusa. En la web de Rock FM, en el título del video, decía: «en su viaje más terrorífico»

Pero de gracioso nada…

Esta anécdota puede parecer muy graciosa contada por Alex Clavero, pero la realidad es que es un problema mucho más grave y largo de contar, que comienza con la explotación laboral que sufren los conductores de plataformas digitales como Uber y Cabify

Estas precarias condiciones de semi-esclavitud laboral, son las que motivan la constante renovación de conductores que en cuanto tienen la oportunidad se marchan a otro empleo, y que impide así que estás plataformas tengan jamás conductores experimentados y sea un ir y venir de conductores novatos. Los accidentes son constantes y además escandalosos.

Y es que al alto riesgo de sufrir un accidente con este tipo de vehículos, hay que añadir la indefensión que tienes en una gran mayoría de ellos que estafan a los seguros porque muchos de ellos no quieren darles cobertura legal, como ya publicó y con pruebas ElCierreDigital.com

«Se trata de una práctica habitual en la que los corredores de seguros y los VTC engañan a la compañía aseguradora, ya que esta suele evitar asegurar a esta clase de automóviles por su alto índice de siniestralidad. La situación es muy delicada ya que no quedarían totalmente asegurados ni el conductor ni los ocupantes, según advierten desde la Plataforma Caracol de Taxis.»

Nacho Castillo, presidente de la asociación de taxis Plataforma Caracol, desveló a elcierredigital.com que tuvo conocimiento de una arriesgada práctica por parte de los VTC y los corredores de seguros:  Aseguran la flota como vehículos de alquiler sin conductor.

Todo comenzó cuando a un compañero taxista de Castillo le dio un golpe por detrás un VTC. En el momento del intercambio de papeles, se percató de que el seguro del VTC era un seguro de alquiler de vehículo sin conductor. Y además, el contrato era únicamente por cuatro meses. El taxista, extrañado de que el coche que le golpeó no estuviera asegurado como automóvil de alquiler con conductor, informó a Castillo de la situación. Al principio, el presidente de la plataforma pensó que se trataría de un caso puntual.

Sin embargo, tras hablar con un amigo que era conductor de un VTC, se dio cuenta de que la situación no era tan excepcional. “Parece que es muchísimo más habitual de lo que pudiéramos pensar”, asegura. Su contacto trató de normalizar el tema, indicándole que eso era algo común en el mundo de los VTC y que no era extraño. Castillo declara que su amigo le explicó que, al tener los coches en sistema de renting, “el seguro nos lo hace como de alquiler sin conductor”.

Pero estas explicaciones no convencieron al presidente. “Vale que tú alquiles un coche para el servicio, pero el uso que le estás dando es de alquiler con conductor”, aclara. Tras consultarlo con su abogada, esta le dijo que consideraba que se trataba de un engaño al seguro. Este engaño habría sido “tanto por parte de la empresa de VTC como del corredor de seguros” quien trata de “venderles el seguro como sea”.

Rechazo constante de las aseguradoras

La situación se produce a raíz del frecuente rechazo de las compañías para asegurar estos vehículos por sus altos índices de siniestralidad, según le desveló a Castillo un corredor de seguros de Mapfre. “Son conductores que están explotados laboralmente”, añade Castillo. La práctica habitual es que estas empresas de VTC “renueven constantemente su flota” al ser toda de renting y además, los “trabajadores duran dos meses” al irse o ser despedidos.

“Son gente nueva en el sector y cuando empiezas en una profesión así, te pones nervioso y vas pendiente del navegador, lo que hace que termines cometiendo errores”, recalca. De hecho, Castillo nos indica uno de los lugares donde hay mayor siniestralidad por parte de estos profesionales: La plaza madrileña Pedro Zerolo. “Ahí se han caído ya seis VTC por las mismas escaleras porque el navegador les indica que pasen por ahí”, alerta.

Hasta 6 coches VTC han caído ya de manera inexplicable, por las escaleras de la plaza de Pedro Zerolo en Madrid

Lo cierto es que la situación es realmente preocupante y es peligrosa para todas las partes: “Resulta que al final no están asegurados ni el conductor ni los ocupantes”. Pero los VTC son los primeros que quedarán perjudicados en el caso de que suceda algo grave. La abogada de la Plataforma le explicó que “el seguro, de primeras, tiene que pagar pero luego va a ir contra la empresa porque le ha timado”. “No es lo mismo que tú alquiles a un trabajador, como un comercial, al que su empresa le alquila un coche por renting para sus visitas, que hagas esto para coches que actúan 24 horas ya que los VTC tienen dos turnos de 12 horas”, explica Castillo.

En el caso del accidente entre el taxi y el VTC mencionado, la empresa de vehículos de turismo con conductor que figura en el seguro es “muy importante” y tiene “gran cantidad de coches” en circulación, lo que nos puede dar una idea del volumen de automóviles que podrían existir en las calles con este tipo de seguro solo por parte de una compañía.

La cadena de la «explotación laboral»

Para Castillo, la “explotación laboral” que existe en esta clase de empresas es “toda una cadena de circunstancias”. “Tienen menos margen de beneficio que un taxi porque además deben pagarle considerables porcentajes a Uber o Cabify”, recuerda. Y declara que «la comisión de Uber es de un 25%, una cantidad significativa. Ante un margen de beneficio tan escaso con tantos intermediarios en los que se deja una buena parte del dinero, los conductores son “exprimidos” porque si no, las empresas no ganan nada». Por ello, estos profesionales “están de paso en el sector” y “duran uno o dos meses”.

Ante esta situación, Plataforma Caracol decidió presentar una denuncia contra más de 90 empresas de VTC por explotación laboral. Castillo confirma que la asociación tiene intención de llevar a la Administración a los tribunales por «dejadez de funciones ya que se está incumpliendo sistemáticamente el Estatuto de los Trabajadores».

Para colmo de los colmos, la patronal de las VTCs, Unauto VTC, exige que la jornada de sus conductores solo compute cuando estos se encuentren llevando a personas. ¿Se imaginan ustedes a vendedores de Ferraris que su jornada laboral solo compute cuando vendan Ferraris? Pues lo mismo…

UrbanMadridNews@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: