El Hospital Zendal ya ha costado 160 millones, el 84% por la construcción

INFOLIBRE

Los documentos del Zendal: estas son las 65 empresas que han hecho negocio con el ‘hospital milagro’ de Ayuso

Cuatro meses después de la inauguración de las instalaciones, infoLibre analiza todas las adjudicaciones, que ya suman un desembolso que se acerca a los 160 millones de eurosFerrovial es la que más se ha embolsado con el centro: 29,3 millones de euros, de los que 25,7 millones fueron por la construcción y 3,6 millones por suministros y serviciosEl 84,6% del desembolso hasta la fecha tiene que ver con la construcción de las instalaciones, frente al 2,1% que se corresponde con los trabajos de cuatro estudios de arquitectura y el 13,3% de la compra de material, puesta en marcha de soluciones tecnológicas o servicios como la limpieza y la seguridadPublicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Los primeros rayos de sol iluminan una escena en la que ella es la principal protagonista. La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata conservadora a las elecciones del 4M, Isabel Díaz Ayuso, se ata los cordones de sus zapatillas deportivas, se abrocha bien la chaqueta y calienta los músculos. Con todo listo, comienza su particular carrera –electoral– hacia una Real Casa de Correos que se ha convertido en su oficina en los dos últimos años. Un recorrido que le lleva, a pesar de estar realmente a una veintena de kilómetros del centro de la capital, por la que ha sido una de las principales apuestas en gestión sanitaria del actual Ejecutivo regional y pilar de la propaganda que emana desde hace meses de la Puerta del Sol: el Enfermera Isabel Zendal. Un hospital que, como era de esperar, está ganando protagonismo en la campaña electoral y cuya factura, cuatro meses después de su inaguración, se acerca a los 160 millones de euros.

El levantamiento del centro sanitario, que desde su apertura ha atendido casi cuatro millares de ingresos, ha supuesto una vía de negocio importante para decenas de empresas. En concreto, según los datos recopilados por infoLibre en base a los documentos que el Ejecutivo regional ha ido haciendo públicos en los últimos meses, para 65 firmas de todo tipo. La parte más importante del pastel se la han comido las constructoras. Algo más de ocho de cada diez euros –el 84,8% de la factura actual– se han desembolsado por las obras de la infraestructura: 133,4 millones de euros. A esto hay que añadir otros 3,4 millones de euros para aquellos estudios de arquitectura que se han encargado de la elaboración de los proyectos. Y en cuanto a los suministros y la prestación de servicios de todo tipo, la factura se sitúa en los 20,79 millones de euros. En total, el coste del Zendal se sitúa, por el momento, en los 157,6 millones de euros.

SIETE CONSTRUCTORAS

El 8 de junio de 2020, con la región recién llegada a la Fase 2 de la desescalada, la presidenta madrileña se encargó de desvelar que ese proyecto de hospital de emergencias al que había hecho mención en alguna entrevista se levantaría finalmente en Valdebebas. «Madrid sigue trabajando con certidumbre y pasos hacia adelante pero tenemos que prevenirnos ante cualquier adversidad e imprevisto, bien por el covid-19 o por otras epidemias para el futuro», dijo la dirigente conservadora en el acto de colocación de la primera piedra de la ampliación de Ifema. Cuatro meses después, en su reunión del 7 de octubre, el Consejo de Gobierno autorizó un gasto de 48,57 millones para dichas obras. Ese era el presupuesto inicial. Sin embargo, la introducción de una serie de mejoras terminó por disparar el coste hasta los 133,4 millones. Casi el triple.

El pedazo de la construcción, el trozo más grande de todo el pastel del Zendal, se lo han repartido entre siete constructoras diferentes, que se encuentran entre las más potentes del país. San José, encargada de levantar uno de los módulos del centro en el que actualmente se centra parte de la vacunación, fue la que más ingresó por sus trabajos: 28,1 millones de euros. Le siguen Ferrovial y Dragados, con 25,7 y 25,4 millones, respectivamente. La Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por los grupos Joca y Urvios, por su parte, se embolsó 18,3 millones, de los que la inmensa mayoría fueron por la puesta en marcha del Centro de Usos Múltiples –el edificio principal en el que se ubican la sala de prensa o la de coordinación de crisis sanitarias, entre otras– y 1,6 millones para el acondicionamiento de espacios para la puesta en uso de la nueva sede del Servicio de Coordinación de Urgencias del Summa 112.

SIETE CONSTRUCTORAS

El 8 de junio de 2020, con la región recién llegada a la Fase 2 de la desescalada, la presidenta madrileña se encargó de desvelar que ese proyecto de hospital de emergencias al que había hecho mención en alguna entrevista se levantaría finalmente en Valdebebas. «Madrid sigue trabajando con certidumbre y pasos hacia adelante pero tenemos que prevenirnos ante cualquier adversidad e imprevisto, bien por el covid-19 o por otras epidemias para el futuro», dijo la dirigente conservadora en el acto de colocación de la primera piedra de la ampliación de Ifema. Cuatro meses después, en su reunión del 7 de octubre, el Consejo de Gobierno autorizó un gasto de 48,57 millones para dichas obras. Ese era el presupuesto inicial. Sin embargo, la introducción de una serie de mejoras terminó por disparar el coste hasta los 133,4 millones. Casi el triple.null

Sacyr y Viales y Obras Públicas, que se han embolsado 14,9 y 13,1 millones de euros, respectivamente, completan la lista de beneficiados del expediente principal del Zendal. No obstante, no es el único que gira alrededor de la construcción. Las obras de urbanización cayeron en manos de Fatecsa. En un primer momento, el coste de estos trabajos se cifró en 3,8 millones de euros. Sin embargo, como ha ocurrido con toda la construcción, han sido necesarias algunas ampliaciones de las labores que han terminado por duplicar el gasto. Al final, el desembolso por esta cuestión se ha situado en los 7,9 millones de euros.

CUATRO ESTUDIOS DE ARQUITECTOS

El Enfermera Isabel Zendal echó a andar a comienzos de diciembre. Fue una inauguración a bombo y platillo, retransmitida en directo y en la que la presidenta regional estuvo arropada por los pesos pesados de su partido mientras decenas de sanitarios se concentraban a las puertas para protestar contra los traslados forzosos de otros centros a las nuevas instalaciones de Valdebebas. Casi desde el primer anuncio, el Gobierno madrileño ha tratado de vender el levantamiento del nuevo centro como una hazaña que maravillaría al mundo entero. Por eso, no ha dudado en resaltar una y otra vez las diferencias entre este hospital y el que se puso en marcha en Wuhan (China) durante la primera ola de la pandemia. Una de ellas, el tamaño. Mientras que las instalaciones chinas ocupaban 25.000 metros cuadrados, las madrileñas rondaban los 80.000, tres veces más.

El proyecto ha contado con la participación de cuatro estudios de arquitectos diferentes. De ellos, el que más negocio ha hecho con la infraestructura fue Estudio Chile 15, que según la información que consta en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid se embolsó 1,8 millones de euros por una parte de los estudios y la dirección facultativa. Le sigue, a mucha distancia, Eacsn. Esta firma se encargó, en concreto, del módulo B2. En un primer momento, dichos trabajos se presupuestaron en unos 196.000 euros. Sin embargo, el encargo tuvo que ampliarse. «Una vez comenzadas las obras, se han puesto de manifiesto determinadas necesidades que no estaban previstas en el anteproyecto redactado», explicaba el Ejecutivo regional en una adenda fechada en octubre de 2020. Labores adicionales que acabaron por subir la factura hasta los 615.013 euros. 

Aidhos, por su parte, se hizo cargo de todo aquello vinculado al módulo C, una adjudicación cifrada en 454.466 euros. Sin embargo, no ha sido su única tarea en el megacomplejo sanitario. A comienzos de marzo, el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan González Armengol, firmó una nueva resolución para cubrir «otras necesidades imprescindibles» en lo referente al Servicio de Coordinación de Urgencias del Summa 112. La firma de arquitectos se encargará de la redacción del proyecto y la dirección, cobrando por ello otros 105.838 euros. En total, por ambos encargos, la factura se coloca en los 560.305 euros.

De los cuatro estudios, el que menos se ha embolsado por sus trabajos ha sido Árgola: 415.968 euros por las labores centradas en el módulo B1 del Enfermera Isabel Zendal. No es la primera vez que el Ejecutivo regional recurre a esta firma para sus proyectos hospitalarios. Esta empresa, que tiene entre sus especialidades las infraestructuras sanitarias, también ha trabajado en el Gregorio Marañón. Lo mismo sucede con Eacsn o Aidhos. La primera, según refleja en su propia página web, se hizo cargo del proyecto y dirección de arquitectura del Infanta Cristina o el Hospital del Henares. La segunda, del Puerta de Hierro de Majadahonda. 

MEDIO CENTENAR DE EMPRESAS DE SUMINISTRO Y SERVICIOS

El resto de contratos que se conocen hasta la fecha tienen que ver con los servicios y el suministro de material de todo tipo. En total, 20,79 millones de euros que se han repartido entre 55 empresas diferentes, una de ellas repetida en las categorías anteriores. De todo este pastel, el que se ha llevado el pedazo más grande ha sido, de nuevo, Ferrovial: 3,57 millones de euros por el suministro de bancos de vestuario y los servicios de limpieza y desinsectación y el de mantenimiento del edificio e instalaciones. Le sigue El Corte Inglés, que se ha embolsado 2,9 millones por, entre otras cosas, la venta de diferente equipamiento, mobiliario y soluciones tecnológicas –esto último a través de Informática El Corte Inglés–. Cierra el podio General Electric, que ha cobrado 1,6 millones por ecógrafos, portátiles RX o respiradores.

También por la venta de estos equipos de ventilación se ha embolsado un millón de euros Getinge, frente al millón y medio con el que se ha hecho Hillrom por las de camas. En esa frontera se mueve también Eurest Colectividades. A esta compañía se le ha adjudicado el servicio de alimentación y vending del hospital milagro de Ayuso, que se prolongará –por el momento– hasta comienzos de mayo. Seis meses por los que la firma ingresará 1,1 millones de euros.

Una factura superior al medio millón de euros le han pasado al Ejecutivo regional por sus servicios otra media decena de compañías: Ibérica Mantenimiento, Arjo, Comercial Hostelera, Ariete Seguridad e Ilunión. De todos ellos, los más importantes son los dos últimos contratos. A la primera, vinculada a una exconcejala del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón, se le ha encargado la seguridad del hospital por 808.000 euros, mientras que la segunda se centra en el servicio de lavandería por 907.000 euros.

Adjudicaciones de suministros y servicios del Zendal

Otras 16 firmas han ingresado más de 100.000 euros por sus trabajos ligados al Zendal. Son, en concreto, Global Dominion, Sociedad Española de Carburos Metálicos, Nippom Gases España, Salvador Navarro, Bechtle Direct, Siemens, DXC Technology, Telefónica, Inmoclinic, Tecnologías Plexus, Neabranding, RPG, Helianthus, Cespa Gestión de Residuos, Draguer y Metro (C. Investments). Algunas de ellas, como la multinacional española de telecomunicaciones, por la implantación de las soluciones tecnológicas en el centro. Otras, como Carburos Metálicos o Nippom, por el suministro de gases medicinales. De todos, el más jugoso es el que se llevó la última firma por el suministro de carros médicos: 499.765 euros.

Por debajo de la anterior barrera, los contratos analizados por este diario sitúan a 28 compañías. De ellas, la factura supera los 25.000 euros en una quincena: Intersurgical España, Suministros Energéticos Madrid, Inetum, Kyocera Document, Gestión de Proyectos y Tecnología Médica, Distrauma, Fresenius, Air Liquide, Instrumentación y Componentes, Cardiva, Accenture, Agfa Healthcare, Radiología SA, Conurma Ingenieros y Comercial Española de Equipamiento e Instalaciones. Esta última, por ejemplo, ha ingresado 97.399 euros por suministrar equipamiento auxiliar de cocina.

Algo más modestos fueron los contratos con los que se hicieron AJL, P. Fernández, Ingeniería y Prevención de Riesgos, Cahnos, Ambú, Matachana, Biomag, Hasn&Rüth, I+P Ingeniería, Hospital Hispania, Anatómicos Madrid, KRZ o Severiano Servicio Móvil. Dentro de este grupo hay adjudicaciones de todo tipo y de todo valor. Por ejemplo, hay una de 18.143 euros por la compra de una reenvasadora de medicamentos. Otras para la adquisición de sillas de ruedas, duchas, broncoscopios o electrocardiógrafos. Los más baratos, los de las tres primeras firmas para el suministro de presurizadores de suero, de un videolaringoscopio o los servicios de coordinación de seguridad y salud para el proyecto de instalación de los elementos informáticos y de comunicaciones. Todos ellos, por debajo de los 2.000 euros

UrbanMadridNews@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: